Inicio


Trabajos de grado y Tesis

REFLEXIONES PEDAGÓGICAS SOBRE LA TUTORÍA ACADÉMICA EN EDUCACIÓN SUPERIOR


Entidad asociada
Facultad de Educación

Información del trabajo de grado o tesis

Información del trabajo de grado o tesis
Autores

ELSA LILIANA SIERRA URIBE
NOHORA ADRIANA RODRÍGUEZ FORERO
ADRIANA RICO RESTREPO

Resumen (Objetivos, Justificación, Metodología y Resultados)

INTRODUCCIÓN


En la actualidad existe una creciente e importante tendencia a realizar tutoría académica en educación superior, ya que mejora la calidad de los procesos educativos en múltiples aspectos: enseñanza, aprendizaje, evaluación, entre otros; es considerada no sólo como un compromiso institucional sino como una forma de ponerse en relación con los retos que impone la globalización y las tendencias internacionales.

Es así como durante el desarrollo de esta investigación se busca analizar la realidad de la acción tutorial presente en las Facultades de Medicina y Educación de la Universidad El Bosque como contexto de ocurrencia. Actualmente, se evidencia, que en la primera se efectúan tutorías de tipo psicosocial, con parámetros claros y específicos de manejo, dirigidas por docentes formados y preparados para tal fin; la tutoría académica es entendida en gran parte como aclaración de dudas de las clases o refuerzo de segmentos específicos de la misma; aunque los docentes se esmeran por hacer un diagnóstico y plan de acción, no hay suficiente claridad respecto a los elementos pedagógicos que constituyen la tutoría académica, ya que no han recibido formación para tal fin.

En la Facultad de Educación ocurre algo similar, los docentes realizan un acompañamiento proveniente de su experiencia docente, con directrices que determina Bienestar Universitario a través del Programa de Acompañamiento al Estudiante (PAE) sin embargo, al igual que en la Facultad de Medicina no se ha recibido información específica del tema.

Por consiguiente el objeto de esta investigación es realizar un análisis, que inicia con la revisión de la literatura del tema a nivel nacional e internacional, y se complementa con la indagación, exploración a través del trabajo de campo en las mencionadas facultades, acerca de la manera como se lleva a cabo la acción tutorial con el fin de reflexionar sobre la necesidad de tener en cuenta aspectos pedagógicos y pautas para realizar tutoría académica en educación superior.

A continuación se presenta brevemente el contenido de cada uno de los capítulos que componen el trabajo.

En el capítulo I se encuentra la problematización, en donde se resalta la relevancia de la investigación de acuerdo con los síntomas encontrados en el contexto, contiene: el planteamiento del problema, en el cual se incluyen antecedentes disciplinares e investigativos, retomando autores relevantes para esta investigación; así mismo se incluyen la pregunta y subpreguntas que guían el proceso de investigación; la justificación y los objetivos.

El capítulo II aborda el marco referencial, en el que se incluyen los enfoques teóricos más pertinentes a esta investigación; a su vez, se realiza una descripción del referente epistemológico, disciplinar y normativo, que orientan el desarrollo del trabajo.

En el capítulo III referente a la metodología, se hace evidente la confiabilidad de la investigación, allí se muestra el tipo de método; se describen los participantes y su criterio de selección; la metodología; la descripción de las técnicas utilizadas; la forma como se recogió la información, y se procesó.


Posteriormente, en el capítulo IV, denominado descripción, se presentan los resultados producto del trabajo de campo, se realiza la descripción de las vivencias relatadas, tomadas de las voces de los entrevistados con sus concepciones sobre la tutoría, reflejadas en una taxonomía organizada que proporciona información de la realidad contenida en cinco categorías.

En el capítulo V, correspondiente al análisis e interpretación, se realiza la triangulación, en donde se tienen en cuenta los textos que resultaron del capítulo de descripción, dándole un sentido y significado a las voces; la revisión teórica sobre el tema y el criterio o postura del equipo investigador frente a cada categoría.

Por último, en el capítulo VI se presentan las conclusiones, basadas en los capítulos anteriores, en donde se realiza una reflexión sobre la problemática objeto de esta investigación, teniendo presente las categorías inductivas, asociadas a los núcleos del saber pedagógico. Se cierra el trabajo aportando sugerencias y recomendaciones.




Objetivos

El objetivo general de la presente investigación es generar pautas pedagógicas para realizar tutoría académica en educación superior que favorezca el aprendizaje a partir de la reflexión educativa.

Como objetivos específicos resultan los siguientes:

1. Indagar la forma cómo se desarrollan los procesos tutoriales actualmente en las Facultades de Medicina y Educación, a través de la exploración de las concepciones docentes sobre el tema.


2. Determinar cuáles son los modelos de tutorías internacionales que podrían adaptarse a las necesidades de la Universidad El Bosque.


3. Aportar elementos pedagógicos para realizar prácticas tutoriales exitosas que potencien el proceso de aprendizaje del estudiante universitario.




Método

Esquema del Diseño Metodológico

A partir del objetivo planteado que es generar pautas pedagógicas para realizar tutoría académica en educación superior que favorezca el aprendizaje a partir de la reflexión educativa en las facultades de Medicina y Educación, se realizará el siguiente diseño metodológico:

Descripción del tipo de método.

El método escogido para realizar esta investigación Histórico hermenéutico.por ser el que se adapta al recorrido del proceso para dar respuesta a las preguntas directrices. Es histórico, porque tiene que ver con un hecho de ocurrencia, es decir, las prácticas tutoriales en un contexto educativo específico donde se dan procesos pedagógicos, intervienen unos actores que son los docentes de las facultades de Medicina y Educación; hermenéutico, porque se van a interpretar las voces de los investigados para determinar su sentir hacia el tema de las tutorías y comprender la forma como perciben la práctica tutorial. El interés se centra en comprender la realidad sobre la forma cómo se concibe la tutoría en el contexto de las dos facultades; se busca interpretar las dinámicas internas que se dan en cuanto a la descripción del fenómeno tutorial y la forma de realizarlo. El objeto de conocimiento hace referencia al significado que le dan los profesores como actores a sus prácticas tutoriales, se producirá un conocimiento flexible que brinde herramientas al proceso de enseñanza-aprendizaje.

Es cualitativo porque se busca explorar y comprender la realidad social, a través de la descripción de las experiencias tutoriales docentes, en un proceso inductivo donde la teoría será el punto de llegada, una vez recogida toda la información a través del ejercicio investigativo. Como lo plantean Hernández ét al. (2004): “Se basa ante todo, en el proceso mismo de recolección y análisis. Es interpretativa, ya que el investigador hace su propia descripción y valoración de los datos”. (p. 528)

Es así como a partir de la información obtenida a través de los docentes se podrá realizar un proceso de análisis que conduzca a interpretar la realidad tutorial.

Participantes (actores) y los criterios de selección.

Para recolectar la información y trabajar con muestras representativas de grupos numerosos, se ha aplicado el método de "Muestreo no aleatorio intencional o de juicio" donde la lógica y el sentido común de los investigadores pueden usarse para seleccionar dichas muestras de la población total, según lo expresa Hernández (2004).

Los siete participantes son docentes que han llevan a cabo el ejercicio tutorial, pertenecen a cada una de las facultades; los criterios de selección, en relación a los actores, están sujetos al hecho de haber realizado tutoría en el contexto de ocurrencia.

Así mismo, se obtuvo información a través de expertos en el tema, como las doctoras Margarita Sierra, quienes han sido pioneras en tutoría psicosocial; y el Dr. Rodrigo Ospina14, por ser líder educativo y por haber realizado un proceso de investigación relacionado con el tema, plasmado en diferentes escritos.

Formatos, instrumentos y técnicas utilizadas, criterios de validez y aplicación.

Teniendo en cuenta que se buscan obtener pautas pedagógicas sobre la realización de la tutoría académica, la metodología pertinente es la teoría fundamentada, pues “utiliza un procedimiento sistemático cualitativo para generar una teoría que explique en un nivel conceptual una acción, una interacción o un área específica.




Su propósito es desarrollar teoría basada en datos empíricos y se aplica a áreas específicas”. (Hernández, 2004 pp. 492-496).

De esta forma, se obtendrán unas conclusiones resultantes del contexto que recopilan elementos de la triangulación, con las experiencias tutoriales de los docentes, los elementos teóricos y los aportes del grupo investigador.

En la investigación se busca comprender los fenómenos sociales implícitos en las relaciones pedagógicas utilizadas por los docentes de la facultad de Medicina y Educación de la Universidad El Bosque en relación a la Tutoría, darle sentido a la realidad que viven para poderla transformar y así aportar elementos para realizar prácticas tutoriales exitosas que conlleven a potenciar el proceso de aprendizaje. Cabe destacar la permanencia de los investigadores en el lugar, en el espacio físico donde surge el fenómeno de interés, en donde existe inmersión total dentro del contexto universitario, con el grupo de docentes que nos acercan a la realidad, para recopilar los fenómenos que describen.

Los instrumentos por utilizar son básicamente,

-Entrevista semi-estructurada: en donde se describe el pensar del otro.

-Entrevistas en profundidad: a través de ellas, se realizan encuentros personales con informantes clave como es el caso de los expertos en el tema y de los docentes que realizan tutoría.. Con estos instrumentos se podrán obtener elementos que permitan comprender e interpretar la realidad tutorial evidenciada en los docentes de las dos facultades.

Trabajo de campo

En este apartado se describe el instrumento que se utilizó para llevar a cabo la recolección de datos; por ello se incluye el cuestionario final de la entrevista que guió el proceso de investigación, el cual surgió a partir de las preguntas directrices.


Instrumento

Se utilizó un cuestionario para realizar entrevistas semi-estructuradas, las cuales después de validarlas, quedaron constituidas por once preguntas que permitieron recoger información sobre aspectos específicos, tales como: importancia de la tutoría, sus características, perfil del tutor, aportes al aprendizaje y metodología para hacer tutoría.




Conclusiones

En este capítulo, se presentan las conclusiones obtenidas a partir de la articulación desde el problema planteado en el inicio, hasta el análisis e interpretación de la información. Se pretende, principalmente, aportar el sustento para comprender la problemática objeto de esta investigación, con base en las categorías inductivas como producto de la realidad estudiada, asociadas a los núcleos del saber pedagógico, que aunque han estado implícitos a lo largo de todo el proceso, aquí se evidenciarán.

Teniendo en cuenta que uno de los objetivos de la investigación es indagar los fenómenos implícitos en las relaciones pedagógicas utilizadas por los docentes de la facultad de Medicina y Educación de la Universidad El Bosque en relación a la tutoría.




A continuación se mencionan aspectos específicos que se obtuvieron en el trabajo de campo, en cada una de ellas:

En la Facultad de Medicina, no está contemplado un horario específico dentro del plan de estudios, en dónde los estudiantes y docentes tengan asignado tiempo dentro de su programación para realizar tutoría académica; de igual manera, no existe un reconocimiento académico y económico para aquellos docentes que la realizan.

- Actualmente, no existen criterios unificados de cómo se debe llevar a cabo la tutoría académica, hace falta explicitar un programa que considere los aspectos más relevantes, así como su sustento epistemológico - pedagógico. Puesto que, los docentes sienten la necesidad de tener políticas claras no sólo en la Facultad sino a nivel institucional; de igual forma, es esencial poder contar con un plan de formación de docentes tutores.

- La tutoría académica es obligatoria para los estudiantes que pierden el corte de notas con 2,5 o menos y los estudiantes que la solicitan con más frecuencia son aquellos que van perdiendo la materia y es realizada por todos los docentes que dictan alguna de las asignaturas contempladas en el plan de estudios.

- Para los docentes es muy importante realizar tutorías, ya que en éstas logran conocer las dificultades de sus estudiantes, intervenir de manera efectiva y positiva, generar espacios diferentes al salón de clases para contribuir al aprendizaje significativo e interactuar con ellos en un ambiente más flexible y personal.

- La forma de llevarla a cabo es a partir de un diagnóstico inicial para guiar la tutoría según las necesidades particulares de cada estudiante en cuanto a métodos de estudio, dificultades de aprendizaje, refuerzo en temas específicos vistos en clases teóricas y prácticas.


Aunque los docentes consideran que la razón de ser de la tutoría no es repetir una clase, aceptan que en muchas ocasiones esto se hace con frecuencia.

- Los docentes no cuentan con herramientas o formatos específicos para realizar y hacer seguimiento de las tutorías académicas que desarrollan; en éste momento se utilizan los estructurados por el PAE.

- El seguimiento en cuanto a mejora en el rendimiento académico se verifica, citando al estudiante a una nueva tutoría o teniendo en cuenta los resultados académicos durante el siguiente corte de notas.

- Los docentes se preocupan por conocer las dificultades académicas de sus estudiantes, propician espacios para atenderlos y desarrollan estrategias para ayudarlos a superarlas; están altamente comprometidos con proceso formativo de sus estudiantes.

- La Facultad de Medicina es líder en el desarrollo de tutorías psicosociales, tienen un programa de más de 10 años de experiencia, articulado con el PAE; están organizadas y realizadas por docentes muy comprometidas, con formación en este tipo de acompañamiento, en dónde realizan un diagnóstico, seguimiento y accionar permanente a los estudiantes que presentan dificultades afectivas, sociales, familiares de aprendizaje y comportamiento.

- En la Facultad se utilizan las TICS como herramienta adicional en el aprendizaje y como otro medio para realizar tutorías.

En la Facultad de Educación, la realidad que se percibe actualmente se refleja en:

- Los docentes manejan los dos tipos de tutoría psicosocial y académica. Para algunos, la tutoría académica se diferencia de otro tipo de acompañamiento porque es específica bajo el punto de vista de la disciplina, del área de conocimiento; sin embargo, otros la utilizan como instrumento para favorecer la autoestima y para orientar teniendo en cuenta las diferencias individuales.

- Cuando la necesidad del estudiante no es académica, éste se remite a bienestar; si es académica se revisa la situación concreta que genera el problema, se retoma el tema, se hacen actividades de refuerzo, se indica al estudiante a qué fuentes puede remitirse; si es una duda puntual, se aclara en el momento.

- La acción tutorial es realizada durante las horas del PAE, la debe hacer cada profesor de su materia porque es quien conoce a su aprendiz. La forma de llevarla a cabo es partiendo básicamente del estudiante, quien plantea la situación por resolver y el docente complementa de acuerdo a los vacíos observados, aclara dudas referente a un tema, propone otras actividades; entonces la acción tutorial depende del modelo de referencia que tenga el profesor, y la forma como se puede generar conocimiento. El tutor debe ser una persona con idoneidad en la disciplina que maneje muy bien la relación interpersonal, que esté dispuesta a ayudar, sin involucrarse en aspectos personales.

- Hay claridad referente a que la acción tutorial no es repetir la clase, sino que se desarrollan allí estrategias como: utilizar otros libros y materiales distintos a los de la sesión; estudio con pares; realizar cuadros de causa y efecto de los problemas, para conjuntamente hacer un plan de trabajo. Consideran que el estudiante debe tener un programa de tutoría con seguimiento, con refuerzos para la casa, darle las herramientas para que él salga adelante sólo, sin crear dependencia del tutor. Utilizan textos preliminares, talleres de preguntas, actividades de cómo trabajar los textos, y después si obtienen la tutoría, que da elementos para que puedan comprender las actividades que no se pudieron temáticos, o por núcleos problémicos, para ayudar a desarrollar la capacidad de investigación, de análisis crítico, de síntesis.

- Para racionalizar el tiempo, es útil apoyarse con medios virtuales como chat, Skype, correo, foros, pero depende del tema, éste apoyo tecnológico lo sugieren para últimos semestres, no para los primeros, y como un complemento, ya que la experiencia ha mostrado más resultado en la tutoría presencial.

- El desarrollo de la tutoría debe permitir replantear el método, no puede ser como una clase magistral, pues cambia esquemas; así el estudiante desarrolla mayores procesos de construcción de sus aprendizajes, se apropia de los contenidos de forma más directa, desarrolla competencias comunicativas para expresarse durante la tutoría.

- No hay unidad de criterios referente a la formación docente tutorial, algunos docentes consideran que el profesor no necesita preparación para realizar tutoría, porque es un proceso lógico, que requiere tener en cuenta las diferencias individuales, el desarrollo del estudiante, su grado de conocimiento, capacidad y habilidades. Se considera función de todos los docentes para solucionar las situaciones específicas de su asignatura, pero se destaca el trabajo interdisciplinario con otros profesionales, para lograr un trabajo de apoyo completo.

De otra parte, otros expresan que no está establecido lo que se debe hacer en la tutoría, cada uno lo hace empíricamente; por lo que mencionan la necesidad de tener un programa de formación tutorial, que contemple orientación inicial con unidad de criterios de trabajo y función de la tutoría, diferentes alternativas pedagógicas que puedan facilitar el manejo de un tema, saber hasta dónde puede llegar el docente, y posibles caminos a seguir.


A nivel académico los profesores deben tener una formación tutorial, preparación sobre qué tipo de aprendizajes se buscan promover, saber cómo se construye el aprendizaje y en qué en parte del proceso de construcción del conocimiento se puede utilizar esa estrategia didáctica. Con la formación académica, el profesor determina qué estrategias, además del diálogo, puede utilizar en la tutoría que esté muy ligado a todo el proyecto institucional y al aprendizaje significativo.

- Así mismo, se sugiere formar a los estudiantes en los primeros semestres para que sepan aprovechar las tutorías, ya que es una cultura tanto de estudiantes, profesores y directivos. Directivos para que entiendan que este proceso requiere más tiempo; profesores, que necesitan formarse para eso; y estudiantes, que vean que es una estrategia poderosa de aprendizaje, no para evadir la clase, sino otra forma de aprender.

- Hacer un verdadero proyecto de tutorías requiere que haya una amplitud administrativa en las horas de los maestros, porque eso requiere tiempo, no solamente para el encuentro, sino para la preparación de la tutoría. Es importante, por lo tanto, mirar el número de estudiantes que participan, para utilizar también la técnica de grupo focal.

- Una acción tutorial exitosa se reflejaría con un mínimo nivel de deserción, en donde se demuestre que hay una relación entre la tutoría, teniendo en cuenta la efectividad en términos académicos, número de matriculados Vs. Número de egresados de esa corte. Se podría analizar si tiene más alto rendimiento los que recibieron tutoría, en relación a los que no la recibieron.

- La tutoría no solamente sirve para aclarar un contenido, pues para eso hay portales en internet, sino que también es útil para reforzar, activar y motivar, poner retos, compromisos, mirar nivel de aprendizaje, direccionar, establecer vínculos de trabajo para un aprendizaje colaborativo entre pares.

Una vez visualizada la realidad de las dos facultades del estudio, el grupo investigador analizó la forma como cada una de las categorías se relacionan con los núcleos del saber pedagógico, retomando las definiciones de pedagogía que se establecieron ya en el capítulo del referente teórico; las cuales guían el proceso de construcción de las conclusiones, dando fuerza a su concatenación y se realizan algunas reflexiones generales.

En la primera parte, se hace una breve definición de cada núcleo, realizada por el equipo investigador tomando como referente el documento del Ministerio de Educación Nacional (MEN 1998); posteriormente, se ubica en cada núcleo del saber pedagógico, la categoría correspondiente de acuerdo con su contenido, quedando distribuidas así:

En educabilidad se ubicó la categoría número 2 “características de la función tutorial”. En enseñabilidad se ubicaron las categorías número 3 “Perfil y funciones del tutor” y 5 “Metodología para hacer tutoría”; en Epistemología e historia de la pedagogía, se encuentra la categoría número 4 “Contribución al aprendizaje”; y finalmente en Nuevas tendencias, corresponde la categoría número 1 “Importancia de la tutoría”.


Educabilidad

En esta investigación se concibe la educabilidad como aquella que se ocupa de atender el proceso de desarrollo del ser humano como sujeto de educación, sus posibilidades de formación y aprendizaje. Tiene en cuenta las condiciones de los estudiantes, sus potencialidades, características de desarrollo intelectual y condiciones socioculturales; hace posible el acto docente, convierte la figura del maestro en asesor y facilitador del proceso educativo.

En este núcleo se ubica la categoría número 2 “características de la función tutorial”, de la cual se concluye:

- La tutoría académica es una estrategia pedagógica útil porque rompe con la masificación. Permite conocer y acercarse al estudiante como individuo, para direccionar un plan de trabajo personalizado que le permita superar sus debilidades y potencializar sus fortalezas. Aunque algunos autores dicen que la tutoría debe incluir aspectos afectivos y psicosociales, otros opinan lo contrario, para esta investigación no se considera pertinente que el tutor académico abarque dichos aspectos.

- La tutoría académica se diferencia de otro tipo de acompañamiento personal porque obedece a un proceso de planeación disciplinar que está orientado desde la asignatura específica propia de cada experto en el tema, incluye aspectos pedagógicos para que el estudiante desarrolle elementos de autoaprendizaje en cuanto a autoevaluación, análisis, planeación, establecimiento de objetivos, ejecución de acciones concretas. No es repetición de clases, no es acompañamiento en aspectos personales, no es consejería, pues para ese tipo de necesidades hay otros profesionales expertos en el tema, a los cuales deberá remitir el tutor.

- La tutoría contribuye a que los estudiantes encuentren sus propias estrategias de estudio, procesos metacognitivos, planifiquen sus actividades y se autoevalúen logrando una mayor autonomía y el fortalecimiento de competencias.

- La tarea del docente en la tutoría es la de ser una persona capaz de conocer y guiar al estudiante en su proceso académico, con idoneidad disciplinar; por lo tanto, debe ser receptivo a las demandas académicas, con las suficientes estrategias pedagógicas y herramientas didácticas.

- Es cierto que la tutoría debe ser voluntaria, los estudiantes deben acudir a ella cuando sientan la necesidad, porque esto suscita una motivación intrínseca que nace de la necesidad de mejorar y superar dificultades, pero también es importante, por parte del docente, el identificar a aquellos estudiantes que están en riesgo académico y brindarles apoyo; una manera de hacerlo es requerirlos para que asistan a tutoría programada lo que permitiría tener un espacio de acercamiento más personal con los estudiantes para que expresen sus expectativas y se logre elaborar con ellos un plan de estudio y acompañamiento. Cuando los estudiantes buscan al tutor manifiestan actitudes activas frente al aprendizaje y deseos de resolver sus situaciones.

- Todo docente requiere realizar tutorías, ya que son parte de su labor; éstas permiten darle un sentido más individual y particular a sus prácticas pedagógicas, se involucra más activa y personalmente en los procesos académicos de sus estudiantes. Esto implica, desde luego, capacitar a los docentes que así lo deseen, a través de un plan de formación tutorial, planear estrategias necesarias para llevar a cabo una tutoría exitosa; si bien es cierto que el docente debe tener el conocimiento disciplinar para realizarla, es imprescindible contar con lineamientos pedagógicos que permitan estructurar de manera adecuada un programa de tutoría académica.

- Es pertinente contar con espacios definidos para realizar prácticas tutoriales que estén contemplados, estipulados y explícitos no sólo en el aspecto metodológico de ejecución, sino también en lo logístico y organizacional dentro de cada una de las facultades.

- Se sugiere un alto compromiso de las instituciones de educación superior con el acompañamiento y seguimiento académico a sus estudiantes; por lo tanto, deben contemplar la posibilidad de elaborar documentos, que contengan lineamientos claros acerca de qué es una tutoría, cómo se debe llevar a cabo, cuáles serían las funciones del docente que realiza la tutoría, cuáles son los parámetros que se deben tener en cuenta en la misma. De igual forma, un protocolo le permite tener una directriz y constituye una base para agrupar y establecer conceptos fundamentales de ejecución.


Enseñabilidad

Para este estudio, la enseñabilidad tiene como referente inmediato las disciplinas, la pedagogía, la educación y la cultura, razón por la cual se le asocia con el conocimiento amplio de una disciplina. Implica el saber del proceso didáctico que exige conocer cómo aprende el otro; la vinculación enseñanza-enseñabilidad describe la adaptación que realiza un docente a su asignatura para hacerla enseñable.

Así, dentro de este núcleo se ubican las categorías número 3 “Perfil y funciones del tutor” y la número 5 “Metodología para hacer tutoría”. De éstas, se concluye:

- Existen dos posiciones frente a la tutoría: Una en la que el tutor tiene en cuenta solamente aspectos académicos y otra psicosocial, en la que el tutor busca entender y comprender otras realidades del estudiante, como por ejemplo situaciones personales que afectan sus procesos académicos.

- Frente a la tutoría también intervienen las características individuales de los docentes. Cada profesor tiene una forma particular de desarrollar la tutoría y esta se ve afectada por el ser personal del docente. La tutoría se ve afectada por las concepciones epistemológicas de los docentes; es decir, todo docente tutor tiene concepciones y formas de pensamiento que son caracterizadas por el campo de conocimiento de su profesión y por su experiencia tanto práctica, como formativa.

- El docente, al realizar la tutoría, hace una clara comprensión de cómo operan los procesos de aprendizaje y, por lo tanto, ajusta el acompañamiento, teniendo en cuenta el ritmo y las características individuales de los estudiantes; exige de parte del tutor un alto grado de manejo de las relaciones interpersonales y respeto en la relación mutua.




- La tutoría requiere una preparación por parte del docente, pues aunque cada profesor experto en su área es quien debe realizar la tutoría académica de su asignatura, con unas horas dentro de la programación destinadas exclusivamente a ella, requiere una formación tutorial específica que complemente su experiencia docente.

- La tutoría se convierte en una herramienta de evaluación diagnóstica que permite re-direccionar procesos y realizar actividades para que los estudiantes aprendan a conocerse, a establecer cómo aprenden mejor, pues en muchas ocasiones no lo tienen claro; por lo cual, el tutor debe estar capacitado en la identificación de estilos de aprendizaje y la forma de re-orientarlo.

- La acción tutorial para que sea eficaz debe incluir elementos pedagógicos dentro de los que se encuentran la planeación, diseño de objetivos, los recursos a utilizar, la realización de actividades, análisis de resultados y funcionamiento de la tutoría, entre otros; los cuales se constituyen en elementos de autoaprendizaje.

- Al igual que todo acto educativo, la tutoría académica requiere un plan estructurado en donde el punto de partida es el estudiante y su necesidad de tener plenamente identificado la situación que requiere trabajar, con sus posibles causas; a diferencia del programa que se sigue en una clase regular, diseñado por el profesor de forma pre-establecida, la preparación de la acción tutorial, surge de la necesidad real del estudiante, que requiere de un registro de objetivos y su cumplimiento.


- Con el acceso masivo que hay al conocimiento a través de las nuevas tecnologías, se observa que el estudiante navega en un mar de posibilidades de obtener información, la cual requiere de una orientación en selección, interpretación, análisis, que le permita procesarla; constituyéndose así la acción tutorial en un elemento clave que favorece este aspecto. Se puede mediatizar una tutoría por medio de la virtualidad, siendo una herramienta útil, un elemento más, pero de ninguna manera sustituye al tutor, ya que no es suficiente para asegurar el aprendizaje.

- Surge la idea de ver la tutoría como una acción que optimiza la posibilidad de re-plantear ambientes favorables de aprendizaje, dentro de los cuales se incluyen como estrategias pedagógicas: lectura previa; producción escrita; trabajo retroalimentado con un compañero, en donde se evidencie el nivel de comprensión del tema; y el trabajo colaborativo con todas sus implicaciones.

- Así como existen diferentes clases de profesores, existen diferentes posibilidades para llevar a cabo una tutoría, pues cada docente tiene la forma de crear estrategias de las que utiliza en el aula regular, pero con unas didácticas diferenciadas que surjan en la especificidad de la acción tutorial, acordes con los hallazgos surgidos del diagnóstico inicial con el que se inicia toda tutoría.

- Es importante tener estrategias de seguimiento a la acción tutorial, con programas de refuerzo que requieren revisión permanente para determinar si se está llevando a cabo el objetivo planteado.

- La tutoría no se debe limitar a momentos específicos sino en cualquier etapa que el estudiante lo requiera, ya sea inicial, durante al proceso o al final, porque no todos los estudiantes tienen las mismas necesidades; así mismo, se requiere una disponibilidad del docente que abarca tanto el ámbito académico, como el administrativo.




- En la acción tutorial, el docente no es quien responde todas las preguntas como probablemente lo esperan los estudiantes, sino que más bien él las formula a ellos, valiéndose del método mayéutico que le permita conducir a su tutoriado a que sea él mismo quien logre encontrar respuestas y desarrolle capacidad para aprender a aprender.

- El fin de la tutoría académica no es solamente abordar un tema que presente dificultad, sino encontrar la forma de acercarse al estudiante bajo otra mirada, generar la posibilidad de abordar de diferentes maneras el acceso al conocimiento, en donde él encuentre alternativas para asumir su propio proceso de aprendizaje y formar una disciplina que fomente hábitos de estudio.

- Como es sabido, dentro de los lineamientos de la educación superior se encuentra el sistema de créditos, el cual implica que el estudiante tenga un tiempo de trabajo independiente; esto lo conduce a la necesidad de buscar diferentes estrategias para llegar al nivel de aprendizaje deseado. De allí se concluye que la práctica tutorial, ya sea llevada a través de ejes temáticos o núcleos problémicos, debe aportar los elementos necesarios para que el estudiante aprenda a aprender y a emprender, conducirlo a desarrollar espíritu investigativo, pensamiento crítico, a desarrollar procesos de pensamiento que lo entrenen en aprender a pensar y no solo a memorizar.

- En la tutoría es de vital importancia motivar al estudiante para que se cuestione así mismo, aprenda a planear su tiempo, a diseñar actividades, a autoevaluarse, en un ambiente en el que se le permita desarrollar iniciativas de búsqueda, indagar alternativas, que le brinden la posibilidad de desarrollar pensamiento crítico, los cuales no solo aportan elementos para llevar a cabo Epistemología e Historia de la Pedagogía

El grupo investigador se entiende este núcleo como los fundamento teórico de las disciplinas, en cuanto a las diferentes formas de acceder al conocimiento, sus relaciones e implicaciones prácticas en el contexto de la pedagogía; aquí se tienen en cuenta los modelos pedagógicos que dan lugar a currículos enmarcados en contextos particulares que permiten planear una enseñanza pertinente; aporta soluciones a los problemas actuales en el campo de la formación pedagógica; lo que hace que los elementos que conforman los modelos y los currículos cobren sentido.

Dentro de este núcleo se ubica la categoría número 4 “Contribución al aprendizaje” y se exponen como conclusiones las siguientes:

- La acción tutorial debe ser orientada por el tutor, pero centrada en el estudiante, se inicia por una apropiación de actitud reflexiva sobre sus aciertos y sus debilidades.

- La tutoría es una oportunidad de personalizar el acto pedagógico como alternativa ante la masificación de la educación, ya que en ocasiones cuando el estudiante se encuentra en público, se siente cohibido para expresar dudas o debilidades; mientras que el ambiente tutorial más privado, le permite comunicar necesidades, aprender del error, detectar vacíos en la construcción del conocimiento, los cuales al ser superados, fortalecen el aprendizaje.

- Como es sabido dentro del ejercicio docente, uno de los elementos importantes para que se produzca aprendizaje es el conocimiento hacia el estudiante y el nivel de autoconciencia que se desarrolle en él. A través de la tutoría se concede un lugar importante a la retroalimentación como elemento pedagógico que brinda respuesta a las necesidades reales del tutoriado. De la misma forma, el tiempo dedicado a la acción tutorial y la exclusividad que se otorga al estudiante, contribuyen a superar dificultades que hacen posible acceder a una sensación de logro, favorecer su autoconcepto, el cual constituye una de las bases del aprendizaje.

- Otro aspecto que favorece la posibilidad de aprender hace referencia al reconocimiento de la individualidad. A través de una tutoría el estudiante siente que es tenido en cuenta de forma particular, el docente tiene la oportunidad de demostrarle que se interesa realmente en sus necesidades personales de aprendizaje, en una relación directa y disposición diferente a la reflejada en clase, con actitud de escucha, allí se evidencia que hay preocupación por él como ser único e independiente y se le presta atención oportuna cuando la requiere; lo que además de favorecer el aprendizaje, es una forma de prevenir otro tipo de problemáticas que se presentan en la juventud.

- La tutoría no es un fin en sí misma, sino un medio para potenciar y re-direccionar el aprendizaje activo, ya que en ella es el estudiante quien tiene la mayor responsabilidad, a partir de su autodiagnóstico, decide y ejecuta acciones concretas por implementar evaluando constantemente su proceso, así incrementa la posibilidad de tener un rendimiento académico óptimo.

- La tutoría es una de las herramientas del proceso de aprendizaje que conduce a que el estudiante se ejercite en las competencias del aprender a aprender, del hacer y del ser, a través de una labor continua y sistemática que favorece la autonomía y consolida el aprendizaje. Dentro de este contexto, se hace necesario que la comunidad educativa de la universidad reconozca las contribuciones de la tutoría al aprendizaje autónomo para que recobre sentido su realización.

- No cabe duda que el aporte de la tutoría al proceso pedagógico, es un factor determinante para incrementar la calidad de los aprendizajes con sus diferentes elementos que lo favorecen. Así la función de la tutoría no se puede concebir como un espacio únicamente para apoyar a los estudiantes con dificultades académicas, sino como un puente o una pieza constitutiva del proceso de enseñanza-aprendizaje.

- Con la tutoría el docente tiene la oportunidad de conocer cómo aprende su estudiante, lo cual facilita que se disponga a propiciar ambientes y estrategias adaptados a las necesidades reales de su tutoriado, no desde un deber ser teórico o unos “supuestos”; así la tutoría es un evento que privilegia el aprendizaje significativo que parte de unos conceptos previos, con sujetos activos, en donde todos aprenden, tanto docentes como estudiantes, quienes llegan con una visión del mundo y así de los aportes que dan los estudiantes en la tutoría, el docente puede replantear y mejorar sus prácticas pedagógicas.

- La tutoría es un medio para llevar a cabo elementos de la pedagogía actual, en donde el énfasis del proceso educativo consiste en pasar de la enseñanza al aprendizaje; en replantear el rol del docente, ubicándolo en un espacio pedagógico que lo proyecta hacia la necesidad de sugerir diferentes alternativas para orientar al estudiante a implementar estrategias que faciliten su aprendizaje, a recordarle que él es el motor de su propia formación; por ello, la acción tutorial se constituye en una de las herramientas que facilitan en el estudiante universitario no sólo actitudes favorables hacia el conocimiento específico, sino a las actividades propias de la vida.


- La tutoría académica hace parte de una de las metodologías útiles que promueven el aprendizaje, su campo de acción no se limita a resolver dudas referentes a una asignatura en particular, sino que proporciona elementos para acercarse a la realidad que vive el estudiante. Con el conocimiento ampliado que adquiere en la tutoría, ve la posibilidad de su aplicación a las necesidades reales, así se propician las condiciones para establecer relaciones horizontales de acompañamiento.

Nuevas tendencias

En esta investigación se entienden como un elemento que requiere de análisis crítico por parte del docente, de las situaciones sociales, culturales, económicas, políticas, presentes en la realidad internacional y nacional. Así mismo, incluye la necesidad de tener en cuenta las nuevas tecnologías. Dentro de este núcleo se ubicó la categoría número 1 “Importancia de la tutoría”. Como conclusiones se destacan las siguientes:

- La tutoría ha tenido gran impacto en los procesos enseñanza-aprendizaje en los últimos años. Norte América, dónde por tradición es un país con sólidas políticas y propuestas en tutoría. En Europa con el tratado de Bolonia se llevó a cabo una reestructuración del sistema universitario en ese continente. En España, el informe de Bricall, establece la necesidad de determinar protocolos de acompañamiento a los estudiantes. En América Latina países como México, Argentina y Uruguay han demostrado, con investigaciones estructuradas, la necesidad de implementar la tutoría como herramienta de apoyo en el aprendizaje. En Colombia varias universidades están haciendo propuestas y proyectos pertinentes respecto a éste tema. La Universidad El Bosque no debe estar ajena a estas tendencias internacionales y nacionales, aunque existen políticas de acompañamiento al estudiante definidas desde lo psicosocial, es de igual relevancia determinar pautas claras en lo referente a pautas pedagógicas para realizar tutoría académica.

- La tutoría es una herramienta para lograr procesos educativos planeados por el docente a partir de lineamientos pedagógicos conscientes y estructurados, articulados con el Plan de Desarrollo Institucional para permitir desarrollar modelos de gestión que conllevan al acompañamiento y formación permanente de estudiantes con altos niveles de excelencia académica y proyección profesional.

- Al identificar y tomar acciones precisas sobre los problemas académicos se logran superar obstáculos que contribuyen a mejor desempeño del estudiante, ya que cuenta con el acompañamiento de sus docentes, lo cual despierta motivación; esta cadena de acontecimientos, sin duda, lleva a que progrese en sus estudios y, por lo tanto, disminuirá la repitencia y deserción estudiantil.

- La acción tutorial cambia la relación estudiante-docente del modelo tradicional autoritario, a un acompañamiento guiado por la comprensión en torno a los procesos de aprendizaje del estudiante; esta relación mutual hace que los dos actores del acto pedagógico se enriquezcan en cualquier ámbito educativo.

- Los espacios destinados para realizar tutoría académica constituyen una oportunidad tanto para el docente, quién se acerca de manera más individual al estudiante para entender sus necesidades y propiciar oportunidades de mejora, como para el estudiante en un espacio flexible, sin tensiones, donde se puede expresar libremente sin miedo y sin sentirse intimidado por la presión del colectivo. Es la oportunidad de generar autorreflexión de su proceso formativo, buscar alternativas de estudio, nuevas fuentes bibliográficas, entre otros; se crean instancias destinadas a un diálogo académico más particular y permanente.

- Durante las sesiones teóricas, sobre todo cuando los grupos son grandes, es muy difícil tener la oportunidad de escuchar a los estudiantes, sus opiniones sobre el tema, sobre la dinámica de la clase y otros aspectos relacionados; es entonces la tutoría el espacio ideal para compartir este tipo de opiniones y lograr así una verdadera retroalimentación. De igual manera, el docente tiene la oportunidad de comentarle al estudiante aspectos relevantes que ha notado sobre su desempeño académico y que no es oportuno manifestarlo durante la clase magistral.

- El diagnóstico, reflexión y trabajo que se realiza durante el proceso tutorial conlleva al estudiante a cuestionarse sobre su accionar académico y, por lo tanto, a tomar medidas de mejora inmediata, propicia un compromiso con él mismo, con su desarrollo integral y facilita afianzar su autodeterminación. Por lo anterior, se concluye que la tutoría en su buen desarrollo propicia niveles de conciencia en el estudiante. Este es uno de los objetivos principales de los procesos educativos.

- La tutoría se establece como un mapa de navegación o como un diario de campo, porque se tiene variedad de opiniones de los directamente implicados que permiten evidenciar tanto las fortalezas como las debilidades de la asignatura y así tener oportunidad de realizar una reflexión en el interior de la misma y lograr cambios positivos y trascendentes.

- La incorporación de las nuevas tecnologías como herramientas adicionales en los procesos enseñanza-aprendizaje es, sin duda, un requisito que debe cumplir todo docente. A la hora de realizar tutorías se podrían incluir algunos elementos que sirvieran de apoyo para facilitar la comunicación con los estudiantes de manera asincrónica y no presencial, así como agilizar la búsqueda de información.

En estas conclusiones se evidencia la importancia de la tutoria a nivel nacional e internacional en el ámbito universitario; se reconoce como una estrategia pedagógica útil para romper con la masificación dando paso a la individualidad. Así mismo, se reconoce que la tutoría académica se debe realizar desde cada saber disciplinar como parte de la labor docente con espacios definidos y planeación específica desde lo institucional, curricular y microcurricular que conlleven a crear ambientes favorables de aprendizaje.

De la misma manera a través de la tutoría se le puede hacer seguimiento al proceso de aprendizaje del estudiante y con él desarrollar elementos para aprender a aprender y fortalecer la autonomía, lo cual conduce a cambiar el paradigma tradicional al de un aprendizaje significativo. Por lo tanto los docentes reconocen la necesidad de establecer políticas institucionales y pautas pedagógicas para realizar tutoría académica en la Universidad el Bosque, como complemento de las tutorías psicosociales.

De acuerdo a las reflexiones producto de esta investigación, surge la necesidad de plantear algunas sugerencias y recomendaciones que se mencionan a continuación.


 


 




 

Año de realización

2013

Información de contacto

Contacto de Tesis y Trabajos de Grado